Vaginoplastía

Vaginoplastía

Es un procedimiento quirúrgico para mejorar la tonicidad de la vagina, tensando los músculos vaginales y el tejido de soporte. El procedimiento está diseñado para favorecer el tono vaginal, fuerza muscular e incrementar el control voluntario. La vaginoplastía con frecuencia se refiere al rejuvenecimiento vaginal. La vaginoplastía también puede combinarse con otras técnicas de cirugía plástica, como la abdominoplastía o cirugía de mama o incluso con otros procedimientos ginecológicos.

Candidatas

Mujeres que encuentran sus músculos vaginales laxos, estirados y débiles posterior a un parto, o debido a la episiotomía. Las mujeres que intentan tener hijos subsecuentes por parto vaginal deben ser advertidas de la posibilidad de un segundo procedimiento después del nacimiento del bebe.

Objetivos

Después del parto, los músculos vaginales en la mujer se aflojan y se tornan débiles debido al estiramiento al que se somete la vagina durante el trabajo de parto. Este procedimiento corrige los tejidos laxos y tensa los músculos del piso perineal.

Incisiones y técnicas

La vaginoplastía se realiza con internamiento hospitalario. La estancia es por lo general de 24 horas. El cirujano une los músculos estirados en la parte posterior de la vagina y retira el tejido no deseado. Esto reduce el exceso del revestimiento vaginal y tensa los músculos vaginales. La cicatriz se coloca en el interior de la vagina. Este procedimiento se puede realizar en conjunto con una labioplastía. También se puede realizar con láser.

Tiempo de cirugía

Aproximadamente 1 hora.

Anestesia

Este procedimiento se puede realizar bajo anestesia general o epidural o bajo anestesia local con sedación.

Se sugiere un mínimo de 24 horas de estancia hospitalaria.

Recuperación

El paciente por lo general regresa al trabajo a los 6 ó 7 días posteriores a la cirugía. El dolor temporal se trata con analgésicos. Algo de inflamación y adormecimiento de la pared vaginal se pueden presentar. Algunas suturas serán reabsorbidas. Otras serán retiradas por etapas sobre un periodo de una a dos semanas. Las pacientes deberán evitar la actividad sexual por un periodo de 4 a 6 semanas.

Posibles complicaciones

Infección, sangrado y retardo en la cicatrización. A pesar de que esto ocurre raramente, el tejido cicatrizal se puede desarrollar en pacientes con tendencia a cicatrices anchas e hipertrofias, causando rigidez y dolor. Esta “cicatriz hipertrófica” puede requerir de otra cirugía u otro tratamiento para suavizar las cicatrices. Tensar demasiado puede ocasionar retención urinaria.

Riesgos

Coágulos sanguíneos, infección, sangrado, retardo en la cicatrización o pobre cicatrización, la necesidad de un segundo procedimiento.

Recuperación

De vuelta al trabajo: alrededor de una semana. El área puede estar indurada e inflamada después de la cirugía, pero el caminar o el sentarse no debe ser problema. La actividad sexual, el ejercicio y la bicicleta se recomiendan sólo después de 4 a 6 semanas o más. Puede presentarse flujo vaginal (rojizo-amarillento) durante 4 a 6 semanas.

Duración de resultados

La vagina debe permanecer firme y tensa por muchos años. Esto puede cambiar si la paciente se somete a un parto después de la cirugía.