Toxina botulínica

Toxina botulínica

 Se aplica por medio de una inyección que actúa bloqueando los impulsos nerviosos responsables de la contracción muscular; la cual forma arrugas con el paso del tiempo. Al ser inyectado bajo la piel, esto disminuye o elimina temporalmente los pliegues que se forman en la frente, los surcos y las “patas de gallo” cercanas a los ojos.

Beneficios del procedimiento

  • Relajación de las arrugas y surcos.

Consulta

Usted expondrá sus expectativas y el cirujano le explicará lo que puede esperar con el tratamiento. Él evaluará su estado general de salud para cerciorarse que usted es candidata(o) para el procedimiento. Deberá compartir su historial médico completo, incluyendo procedimientos previos, medicamentos que consuma (aspirina, analgésicos no esteroideos, antiinflamatorios,  ginko biloba, omegas, productos naturistas e inclusive vitaminas). Las mujeres embarazadas deberán posponer su tratamiento hasta pasado su embarazo (no porque sea dañino para el bebé, sino porque no es conveniente ocasionar molestias o stress a la madre durante el embarazo). Los pacientes que padezcan enfermedades del sistema nervioso como la Esclerosis Lateral Amiotrófica no deberán tratarse con Toxina Botulínica.

Preparación

No se necesita de alguna preparación especial para este procedimiento.

Procedimiento

Después de haber limpiado el área a tratar, se le indicará que contraiga cada zona donde se va a aplicar la Toxina ya que esto le permite al cirujano una mejor visualización de las arrugas que se buscan eliminar. Se procederá a la aplicación  hielo antes de las inyecciones, para disminuir así las molestias. Las molestias suelen ser mínimas.

Recuperación

La recuperación es casi inmediata, tras las inyecciónes usted podrá regresar a sus actividades y compromisos sociales. En algunos casos raros y poco frecuentes podría presentar leves moretones que mejorarán unos días después. Empezará a notar la mejoría en sus arrugas en las siguientes 24-48 horas y progresivamente en los siguientes 5 días. El tratamiento  se repite cada 3 a 5 meses dependiendo de los resultados obtenidos, ya que varía en cada paciente.

Riesgos del procedimiento

  • Aunque poco comunes, existen. Pregúntenos en su consulta inicial.