Ritidectomía Masculina

Ritidectomía

Levantamiento facial

Cuando pasa el tiempo, los efectos de la gravedad, la exposición al sol y las preocupaciones de la vida diaria se pueden ver en la cara. Aparecerán arrugas profundas entre la nariz y la boca; la línea de la quijada se afloja y queda flácida; los pliegues y depósitos de la grasa de la piel aparecen alrededor del cuello. La operación de estiramiento de la piel facial (conocida técnicamente como Ritidectomía, Levantamiento o Lifting Facial) puede regresar el reloj haciendo vernos más jóvenes, relajados y descansados.

El término de lifting facial, conocido por muchos deriva de un anglicismo el cual significa levantar o suspender, en realidad se refiere a eso a levantar y suspender los tejidos de la cara y el cuello, ajustando y acomodando los músculos en una nueva posición para así eliminar la flacidez de la piel, eliminar las arrugas y el exceso de grasa, suavizando los surcos de expresión facial. Se puede realizar solo la cirugía de estiramiento facial si así lo desea, o simultáneamente con otros procedimiento como el estiramiento de la piel de la frente o el levantamiento endoscópico de la misma, cirugía del párpado o cirugía nasal.

Como resultado su cara tendrá una piel mas tersa y firme, con una apariencia más fresca y joven sin cambiar su expresión propia.

Aunque existen diversos tipos de procedimientos dependiendo de las necesidades individuales de cada paciente, básicamente la cirugía tradicional se realiza colocando las incisiones en el contorno natural de la oreja, por delante y detrás de ella y escondiéndose por dentro de la línea de implantación del cabello, puede en algunos casos existir una pequeña incisión debajo del mentón.

Sin embargo con la evolución y el advenimiento de las nuevas técnicas de la Cirugía Plástica, hoy podemos en los pacientes adecuados realizar incisiones menores y cada vez mas pequeñas, por ejemplo para corregir defectos de exceso de piel y grasa en el cuello  en muchas ocasiones se puede realizar exclusivamente una lipoescultura del cuello con excelentes resultados a largo plazo, o en otros casos se podrá realizar un procedimiento endoscópico para levantar las cejas o hacer una cirugía estética facial  dejando solo algunas pequeñas cicatrices por detrás de la línea de implantación del cabello (dentro del cabello, arriba de la frente) por lo que son totalmente imperceptibles para el paciente y su entorno.

Cada paciente es distinto y se debe valorar en forma independiente las necesidades de cada uno y el problema por el que acude a su medico, es por ello que cada paciente es único, y  cada uno  necesitara de procedimientos distintos.

Existen varias técnica quirúrgicas entre las que destacan la ritidectomía clásica, el Mini lift, el MACS lift, la ritidectomia endoscopica entre otras.

Mediante la realización de incisiones delante,  atrás y arriba de cada oreja se procede a separar cuidadosamente la piel y la grasa de las estructuras más profundas, dejando debajo una capa llamada  sistema musculo aponeurótico superficial (SMAS). La flacidez y caída del SMAS es la principal causante del aspecto envejecido del tercio medio e inferior del rostro así como del cuello. Una vez realizado dicho paso se procede a levantar el SMAS mediante suturas quirúrgicas que reposicionaran las aéreas caídas. Posteriormente se corta el exceso de piel y se realiza el cierre de las heridas.

Las cicatrices pasan desapercibidas y se logra obtener un aspecto más juvenil en el rostro y el cuello.

Este procedimiento se realiza frecuentemente en conjunto con blefaroplastia (cirugía de los parpados), liposucción de papada y lipoestructura (redistribución de la grasa facial).

Procedimiento

Esta cirugía deberá de realizarse en una clinica adecuada u  hospital y la paciente generalmente permanece internada un día, posteriormente se le retirarán los drenajes y la paciente podrá retirarse a su casa en donde deberá de guardar reposo relativo por 1 semana.

Los puntos preauriculares se le retirarán al 5to día y los de atrás de las orejas dentro del 10 al 14 día.

La paciente se encontrará  por lo general socialmente presentable a las 2-3 semanas de realizado el procedimiento, sin embargo el tiempo podrá ser mucho menor (5 a 7 días) en aquellos casos en los que se realiza un mini-lift o mini levantamiento.

Candidatos

El mejor candidato para una ritidectomía es un hombre o una mujer cuya cara y cuello han comenzado a lucir flácidos pero cuya piel aún mantiene cierta elasticidad y cuya estructura ósea es fuerte y bien definida. La mayoría de los pacientes se encuentran entre los cuarenta y sesenta años de edad, sin embargo se pueden realizar estiramientos de la piel facial en personas que tienen una edad mayor a los setenta u ochenta años. Un estiramiento de la piel facial puede hacer que usted se vea más joven y que su piel luzca más lozana, también puede mejorar la confianza que usted siente en sí mismo. No puede, sin embargo, darle una apariencia totalmente diferente ni puede restaurar la salud y vitalidad de su juventud. Antes de que decida hacerse una cirugía, piense con mucho cuidado qué es lo que espera y discútalo con su cirujano.

TIPO DE ANESTESIA

Este procedimiento puede ser realizado con anestesia local más sedación o con anestesia general.

TIEMPO DE CIRUGÍA

La duración del procedimiento varía entre 3 a 6 horas dependiendo de si se realiza sola o combinada con otros procedimientos.

POSTOPERATORIO

Durante las primeras horas posteriores a la cirugía se puede sentir dolor leve a moderado que es controlado con analgésicos. El dolor mejorara en un lapso de 48 a 72 horas.

La paciente  tendrá un drenaje que permitirá la salida del liquido remanente. Este dren se retirara en un lapso no mayor a 5 días.

Durante las primeras semanas la paciente usará una faja especial para la cara que mantendrá una presión moderada a los fines de evitar la acumulación de líquido en el área operada.

Se debe evitar cualquier tipo de esfuerzo durante los primeros 15 días de postoperatorio. Debe evitarse las fuentes de calor (cocinas, secadores de pelo, peluquerías entre otros) durante por lo menos un mes.

RIESGOS

Ninguna cirugía esta exenta de riesgos ya que cada organismo reacciona de forma diferente. En la inmensa mayoría de los casos la evolución es completamente satisfactoria pero un grupo pequeño de pacientes puede presentar alguna alteración que tratada oportunamente no debería representar mayor inconveniente.

Hematomas: aunque bajo, es el principal riesgo de esta intervención. Por ser la cara una zona anatómica con importante aporte sanguíneo el riesgo de sangrado es mayor.

Realizando una adecuada técnica de control de hemostasia dicho riesgo se minimiza, sin embargo siempre esta presente. En estos casos  el paciente debe ser reintervenido, evacuado el hematoma y controlado el sangrado. Posterior a esto la evolución es excelente.

Alteraciones del nervio facial: el nervio facial es el que permite generar la gran mayoría de los movimientos faciales. Se difunde en todo el rostro a manera de abanico localizando a diferentes niveles de profundidad. Su lesión por sección es extremadamente infrecuente. En muy raros casos se puede observar parestesia (adormecimiento) de algunas zonas de la cara que ceden espontáneamente sin dejar secuela.

Alteraciones de la cicatrización y dehiscencia de heridas: infrecuentes.

En la consulta le daremos más informes al respecto.