Peelings

Un Peeling es un procedimiento dermatológico que elimina capas externas de la piel y está indicado para mejorar la apariencia y textura de la misma. Básicamente, es una forma de exfoliación que usa sustancias o tecnología para renovar las capas dérmicas.

La intensidad del peeling (superficial, medio o profundo) se determina por el tipo de piel, el problema a corregir que presenta el paciente, a los resultados y a la duración que se busca con el tratamiento. Siempre deben ser indicados y realizados por un médico especialista en dermatología.