Mentoplastía / Aumento de Mentón

Mentoplastía

El aumento del mentón, conocido médicamente como mentoplastía, es un procedimiento quirúrgico para realzar la forma del mentón con un implante o con la inyección de materiales absorbibles. Quirúrgicamente para reducir o modificar la forma del hueso del mentón. Los resultados del procedimiento son una mejoría en el perfil del mentón que ofrece simetría al rostro. Muchos pacientes pueden elegir además una cirugía cosmética nasal simultánea.

Beneficios del procedimiento

  • Ofrece una apariencia más fuerte al mentón.
  • Reduce un mentón que se encuentre demasiado grande.
  • Realza un mentón débil o poco proyectado.

Consulta

El cirujano plástico cuidadosamente examinará la piel y huesos del área del mentón para determinar si es candidato a una mentoplastía. Discutirán sus metas y expectativas, y el cirujano le explicará las opciones quirúrgicas y las opciones de los implantes. Su cirujano le puede sugerir otros procedimientos en combinación con la mentoplastía para ofrecerle un rejuvenecimiento completo de su rostro, incluyendo nariz, orejas y ojos. El cirujano evaluará su estado de salud global para cerciorarse que usted se encuentra en condiciones de someterse a este procedimiento. Deberá estar preparado para discutir su historial médico completo, incluyendo procedimientos previos y deberá mencionar si toma algún medicamento (incluyendo vitaminas, ginko biloba, productos naturista, aspirina, AINHES etc). También discutirá el costo del procedimiento, teniendo en consideración que se trata de un procedimiento electivo el cual no es cubierto por las compañías aseguradoras, a menos que sea una deformidad genética.

Preparación

Si usted padece de alguna condición médica como hipertensión arterial, diabetes o problemas cardiovasculares éstas deben de ser controladas antes de someterse al procedimiento. Al menos dos semanas previas a su cirugía, debe dejar de tomar cualquier medicamento que adelgace la sangre y suplementos naturistas. Recibirá instrucciones en cuanto al ayuno, ingesta de medicamentos, vitamínicos y tabaquismo.

Procedimiento

El procedimiento se lleva a cabo en un lapso de 30 minutos a 2 horas (según lo que se requiera) como cirugía ambulatoria. La mentoplastía se realiza bajo anestesia general o bajo anestesia local con sedación. Se realiza una pequeña incisión en un pliegue natural debajo del mentón o a través de la boca donde se unen el labio inferior con la encia.

Si se presentara el defecto conocido como “doble mentón” que requiera reducción, se hace una incisión por debajo del mentón para liposucción. El cirujano diseca el tejido creando un bolsillo donde colocará el implante o la pasta sintética la cual es moldeada y posteriormente suturada en su lugar. Si se reduce el tamaño del mentón, el hueso del mentón es esculpido. Suturas muy finas se utilizan para el cierre de la incisión(es). Placas o tornillos por lo general no son necesarios.

Tiempo de recuperación

Después de la cirugía, los pacientes habitualmente presentan moretones e inflamación temporal y una sensación de estiramiento o tensión alrededor del mentón. Hay relativamente poco dolor, que puede controlarse con analgésicos. La incisión se cubre con una gasa de 2 a 3 días. Se recomienda una dieta líquida y blanda en los primeros días para evitar la masticación. Las suturas se retiran dentro de una semana. Los pacientes habitualmente pueden regresar al trabajo y sus actividades cotidianas dentro de 5 a 10 días posteriores a la cirugía, pero deben evitar golpes en la cara por unas 6 semanas. La mayor parte de la inflamación cede dentro de las 6 semanas próximas, tiempo en el que se apreciará el resultado. Si la incisión se realizó por dentro de la boca no habrá cicatrices visibles. En las incisiones hechas por debajo del mentón, la pequeña cicatriz se localiza en un pliegue natural del mentón y se irá desvaneciendo conforme pase el tiempo.

Riesgos del procedimiento

  • Reacción adversa a la anestesia.
  • Inflamación.
  • Infección.
  • Sangrado.
  • Mala cicatrización.
  • Sensibilidad disminuida o perdida en los labios.
  • Migración del implante, la cual requiera una cirugía adicional.
  • Rechazo al implante, el cual requiera su extracción.