Labioplastía

Labioplastía

Esta cirugía se ha desarrollado para retirar el exceso de tejido de los labios mayores, los pliegues al margen de la vulva.

Candidatas

Mujeres que no están conformes con labios grandes, pequeños o asimétricos, pueden someterse a una labioplastía para mejorar la apariencia y corregir sus irregularidades.

Objetivos

Con la edad, la vulva tiende a perder parte de su substancia y elasticidad, y un procedimiento estético puede ayudar a mejorar y rejuvenecer esta área.

Incisiones y Técnica

La labioplastía puede tratar los labios mayores para hacerlos más o menos prominentes, dependiendo del problema. También puede tratar los labios menores, ya que con frecuencia pueden causar irritación crónica o molestias durante la actividad sexual, aparte de mejorar el aspecto estético. El aumento de los labios mayores se necesita en algunos casos después del paso de los años. Este procedimiento se realiza fácilmente con la inyección de sustancias de relleno. La reducción de los labios también puede realizarse con láser.

Tiempo de cirugía

Este procedimiento tarda de 30 minutos a 1 hora.

Anestesia

Este procedimiento puede realizarse bajo anestesia local con sedación o bajo anestesia general o epidural, a preferencia del paciente. Usualmente se realiza en sala de quirófano pero en casos seleccionados se puede realizar en consultorio bajo anestesia local, disminuyendo así los costos.

Posibles complicaciones

Infección, sangrado y retardo en la cicatrización. Puede presentarse descarga o fluido vaginal (rojiza-amarillenta) durante 2 a 6 semanas.

Tiempo de recuperación

Una a dos semanas. Las suturas usualmente son reabsorbibles, pero en algunas ocasiones deberán ser retiradas.

Duración de resultados.

Los labios deberán mantener su nueva apariencia por muchos años. Esto puede cambiar con el envejecimiento o si el paciente se somete a un parto vaginal posterior al procedimiento.

¿El uso de láser es importante?

El láser tiene muchas ventajas cuando se usa como bisturí. Muchos cirujanos plásticos lo utilizan, pero no hay magia con el uso del láser. Otros instrumentos, como el cauterio con radiofrecuencia, pueden ofrecer el mismo resultado, pero es obvio que el término “láser” añade cierto sentido de prestigio al procedimiento.