Hiperhidrósis Masculina

La sudoración ayuda al cuerpo a permanecer fresco. En la mayoría de los casos, es perfectamente natural. Las personas sudan más en temperaturas cálidas, al ejercitarse, o en respuesta a situaciones que las hacen sentir nerviosas, enojadas, avergonzadas, o con miedo, esto es totalmente normal.

La sudoración excesiva o Hiperhidrosis, se presenta sin estos desencadenantes. Las personas con Hiperhidrosis parecen tener glándulas sudoríparas hiperactivas. La sudoración incontrolable puede llevar a una molestia significativa, tanto física como emocional, se debe a la sobreactividad de las glándulas sudoríparas, principalmente en:

Axilas
Palma de las manos
Espalda
Planta de los pies
Cara

Es un trastorno que puede llegar a afectar mucho el estado psicológico de quien lo padece, dificultando sus relaciones sociales y autoestima.

La piel de las zonas afectas, suele ser rosada o blanco-azulada. En Mio Corpo tenemos la solución para regular este problema, aplicando tratamientos médicos que ayudan a controlarlo.

La Toxina Botulínica tipo A: Se usa para el tratamiento de la sudoración intensa en las axilas. Esta afección se llama hiperhidrosis axilar primaria. La toxina botulínica se inyecta en la axila para bloquear temporalmente los nervios que estimulan la sudoración. Los efectos secundarios incluyen dolor en el lugar de la inyección y síntomas parecidos a la gripe.

La toxina botulínica tipo A, utilizada para el sudor en las palmas de las manos puede causar debilidad leve pero temporal y dolor intenso si no se coloca previamente un anestésico local.

Antitranspirantes: La sudoración excesiva se puede controlar con antitranspirantes fuertes, los cuales tapan los conductos sudoríparos. Los productos que contienen del 10 al 20% de hexahidrato de cloruro de aluminio son el primer tratamiento para la sudoración de la axila. A algunas personas se les puede recetar un producto que contenga dosis más altas de cloruro de aluminio, el cual se aplica en las noches sobre la zona afectada. Estos productos pueden causar irritación de la piel, y las grandes dosis pueden estropear la ropa. Nota: Los desodorantes no previenen la sudoración, pero ayudan a reducir el olor corporal.