Abdominoplastía

Abdominoplastía

Los mejores candidatos para una abdominoplastía

Los mejores candidatos para una lipectomía son hombres y mujeres que tienen una figura relativamente normal, pero que les preocupan los depósitos de grasa o la piel caída del abdomen, que no desaparecen con dietas ni con ejercicio.

Esta cirugía ayuda particularmente a mujeres que después de varios embarazos, han perdido la firmeza de sus músculos abdominales. También puede mejorar la pérdida de elasticidad de la piel en pacientes de más edad. La lipectomía puede favorecer su figura y por ende su autoestima, piense detenidamente en sus expectativas y háblelas francamente conmigo el día de su consulta.

Si está pensando en una abdominoplastía…

La lipectomía o abdominoplastía es un procedimiento quirúrgico para quitar el exceso de piel y grasa, de la parte media y baja del abdomen. Aprovecho para reafirmar los músculos de la pared abdominal y con frecuencia la asocio a la lipoescultura o liposucción para tener aún mejores resultados.

El procedimiento puede reducir espectacularmente el aspecto de un abdomen prominente, pero no olvide que produce una cicatriz permanente la cual colocaremos en los lugares menos visibles (posibles) dentro de las áreas cubiertas por su ropa interior. Esto dependiendo de la extensión del problema original que usted tiene y de la cirugía que amerite para corregirlo.

Si está pensando en una lipectomía, estas líneas le darán la información básica del procedimiento, pero no podrá responder a todas sus preguntas por lo que continuaremos hablando más al respecto en la consulta.

Planeando su intervención

En la primera consulta, evaluaré su salud, determinaré la cantidad de grasa depositada en la región abdominal y valoraré la calidad de la piel. Coménteme sus inquietudes y le explicaré las diferentes técnicas quirúrgicas así como los riesgos y limitaciones de cada una.

Si por ejemplo, sus depósitos de grasa están limitados al área debajo del ombligo, puede que requiera un procedimiento menos complejo llamado lipectomía parcial (minilipectomía). En algunas ocasiones puede obtener mejores resultados si se realiza a la vez una liposucción. En cualquier caso no se preocupe ya que le explicaré cuál es el procedimiento que a usted mejor le conviene y que mejor se adapte al contorno de cuerpo que desea obtener.

Durante la consulta, le explicaré el tipo de anestesia que usted requiere, aunque generalmente no requerirá de anestesia general y la mayoría de estas cirugías se realizan con un bloqueo (también llamado raquea).
Se le informará también las distintas alternativas del sitio donde se podría realizar la intervención y los costos que conlleva.

La intervención

La intervención se realizará en la clínica que usted escoja con su cirujano (existen varias opciones).

Una lipectomía o abdominoplastia completa suele durar de 2 a 4 horas dependiendo del tipo de intervención.

La lipectomía parcial suele durar de 1 a 2 horas.

Recuperación

Durante los primeros días se le inflamará el abdomen y sentirá algún dolor y molestias que pueden ser controladas con medicación.

Dependiendo de la importancia de la intervención, puede que le den de alta en unas horas o bien que tenga que estar ingresada durante 1 ó 2 días.

Los puntos superficiales se quitarán en 5 ò 7 días y los puntos internos cuyo final sobresale por la piel se quitarán en 2 ó 3 semanas. Las gasas pueden ser reemplazadas por una faja especial.

Algunas personas vuelven al trabajo después de 2 semanas, mientras que otras emplean 3 semanas en recuperarse. El ejercicio leve le ayudará a curarse mejor.
Es aconsejable hacer un programa de gimnasia suave. Sin embargo, debe evitar el ejercicio violento hasta que se sienta completamente reestablecida.

Durante los primeros 3 a 6 meses, sus cicatrices pueden parecer que empeoran, pero es normal. Espere a que pasen de 10 meses a un año hasta que las cicatrices adelgacen y se normalicen en su color (esto varía según su genética y tipo de piel).

Su nuevo aspecto

La abdominoplastía total o parcial da excelentes resultados en pacientes con músculos abdominales débiles ò con un exceso de piel. En la mayoría de los casos, los resultados duran muchos años si se sigue una dieta equilibrada y hace ejercicio de forma regular. Si es realista en sus expectativas y está preparada para las consecuencias de una cicatriz permanente y el período de recuperación que conlleva, la lipectomía será la solución que estaba buscando.